29 de julio de 2015

“Jesús nos saca de la mirada terrenal que absolutiza lo pasajero, para conducirnos a Él mismo, que colma las expectativas humanas”.

El domingo pasado reflexionamos sobre el texto de san Marcos que nos hablaba acerca de la compasión de Cristo ante la multitud doliente que aparecía como ovejas sin pastor,  y que por ello les estuvo enseñando por largo rato.

22 de julio de 2015

“Aún faltando el pastoreo de las mediaciones humanas, contamos con la presencia de Jesús que se ocupa verdaderamente de nosotros”


En el Antiguo Testamento se testimonia que Dios es el Pastor de su pueblo, y que lo conduce de diversas maneras a través del tiempo.

16 de julio de 2015

“La grandeza de Dios, y la del hombre que participa de su vida divina, constituye el núcleo de la evangelización”.


En la primera oración de esta misa dirigida a Dios, recordábamos que Él ilumina con la luz de la Verdad a los extraviados para que vuelvan al buen camino.

10 de julio de 2015

“Son hombres obstinados y de corazón endurecido aquellos a los que Yo te envío”.


Si tomamos los tres textos bíblicos de este domingo nos encontramos con características similares, ya sea en el ámbito en que se desarrolla la evangelización, es decir, en relación con quienes reciben el mensaje divino, ya sea en quien cumple la misión de profeta, ya sea en Aquél que envía a predicar, a llevar el mensaje de salvación en diferentes momentos de la historia humana.

3 de julio de 2015

“Siendo Jesús el Señor de la vida, se nos convoca a proteger la vida temporal como anticipo de la eterna y definitiva”


Los textos bíblicos que hemos proclamado ponen el acento en Dios como Señor de la Vida, tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento.

24 de junio de 2015

”El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente”

En la antigüedad, el hombre atemorizado por la furia del mar azotado por el viento, llegaba a tener una actitud casi de veneración, como si se tratara de una divinidad indomable.

19 de junio de 2015

“Dejemos crecer a Jesús en nuestros corazones para aportar siempre frutos buenos”

En la Sagrada Escritura permanentemente se exalta cómo Dios aprecia de manera especial a quien se hace pequeño delante de sus ojos mientras que se rechaza de plano la actitud soberbia del ser humano por la que cree vanamente que lo puede todo y que puede reemplazar a Dios en su vida personal y en la sociedad toda.

10 de junio de 2015

“Por la participación en el sacrificio eucarístico, nos introducimos en el misterio del amor del Hijo hecho hombre que se ofreció en la cruz y continúa haciéndolo en el altar de la liturgia”.

El domingo anterior meditamos sobre el infinito amor de Dios para con el hombre, partiendo del misterio de fe a través del cual se manifiesta como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

3 de junio de 2015

“Estamos llamados a vivir la providencia del Padre, a llevar al mundo sin esperanza la misericordia del Hijo Salvador, y a realizar el bien bajo la guía del Espíritu Santo”


Recorriendo las páginas de la Sagrada Escritura nos encontramos siempre con una historia de amor entre Dios y el hombre, entre el Creador y la creatura más amada salida de sus manos, la persona humana.

29 de mayo de 2015

“El Espíritu ilumina para comprender lo que enseña el Señor, y comunica la fuerza de Dios para anunciarlo con valentía y alegría”


En la última cena Jesús les dice a sus discípulos (Jn. 15,26-27; 16, 12-15) que enviará desde el Padre al Espíritu, al Paráclito, es decir, al que consuela, “al Espíritu de la verdad que proviene del Padre”, presente en el misterio mismo de Dios, para dar testimonio de Él, es decir, de la verdad que hace pleno al mismo ser humano.