11 de noviembre de 2019

Los encontrados dignos del mundo futuro después del juicio, “ya no pueden morir, porque son semejantes a los ángeles y son hijos de Dios”.

Estamos llegando ya al final del Año litúrgico, para reiniciar después el Adviento en el que preparamos el corazón para la Navidad.

4 de noviembre de 2019

La misión de la Iglesia se orienta a los pecadores, prolongando en el tiempo a Jesús que “vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.


Dios, al crearnos a su imagen y semejanza para que podamos al fin de nuestra vida temporal contemplarlo para siempre, ha puesto en nuestro interior el deseo de buscarlo y seguirlo.

28 de octubre de 2019

Por el reconocimiento de los pecados y, necesitados del perdón y de la protección divina, somos elevados a la vida de hijos dilectos.



El texto que nos trae el libro del Eclesiástico que hemos proclamado (Eclo. 35,12-18), enseña que Dios no hace distinción de personas en su papel de juez, que siempre está con el oído atento para escuchar la súplica del oprimido que necesita dirigir su oración a quien lo ha creado.

21 de octubre de 2019

Dios no huye de los reclamos constantes, sino que hace justicia con sus elegidos aunque les pida paciencia, para su propia santificación.


 En los textos bíblicos que acabamos de proclamar,  recibimos varias enseñanzas que alimentan nuestra vida interior y permiten que crezcamos en el camino de santidad que culminará, si somos fieles, en el encuentro definitivo con Dios y participar así de su vida.

14 de octubre de 2019

“El amor a los elegidos que retornarán a Cristo o lo encontrarán por primera vez, nos ha de impulsar a manifestar la salvación del hombre”.

San Pablo (2 Tim. 2, 8-13) afirma como doctrina de fe que “si hemos muerto con Él, viviremos con Él. Si somos constantes, reinaremos con Él. Si renegamos de Él, Él también renegará de nosotros. Si somos infieles, Él es fiel, porque no puede renegar de sí mismo”.

7 de octubre de 2019

“El Espíritu que Dios nos ha dado es un espíritu de fortaleza, de amor y de sobriedad para no avergonzarnos de testimoniar a Nuestro Señor”


Posiblemente muchas veces nos hemos sentido identificados con estas palabras del profeta Habacuc (1, 2-3; 2,2-4) que se dirige a Dios pidiéndole explicación acerca de los acontecimientos de la vida.

30 de septiembre de 2019

“La retribución terrena en Amós, y la retribución eterna en Lucas es la consecuencia del obrar humano en este mundo”



En este domingo como ya habíamos escuchado el domingo pasado, nos enseña el profeta Amós (6, 1ª.4-7) acerca de los vaivenes de la vida. De hecho,  la Palabra de Dios, nos permite reflexionar sobre cómo hemos de transitar en este mundo marcado por el tiempo pero que se dirige a la eternidad que se nos promete.

23 de septiembre de 2019

Cuando el hombre abre su mano para favorecer o asistir a otros, deja de rendir culto al dinero para servir a Dios compartiendo.

La profecía de Amós (8,4-7) la situamos en la segunda mitad del  siglo VIII antes de Cristo. El profeta es enviado a cumplir su misión al reino del Norte separado del de Judá doscientos años antes.

16 de septiembre de 2019

“La Iglesia de la que formamos parte por el bautismo, está constituida por pecadores, necesitados siempre del perdón y de la misericordia divina”.

En la primera lectura, tomada del libro del Éxodo (32,7-11.13-14), presenciamos la caída del pueblo de Israel en la idolatría, ocasionando el enojo de Dios porque rápidamente se han alejado del camino que “Yo les había señalado, y se han fabricado un ternero de metal fundido”, al que rindieron culto de rodillas y lo aclamaron como Dios de Israel.

8 de septiembre de 2019

El creyente que sigue a Cristo, haciendo el bien, rechazando todo mal, deberá asumir su cruz, y ser como Él, rechazado e ignorado.

Convocados por el Señor, nos encontramos en este día, día suyo, para darle gloria reconociendo su grandeza, y agradecerle todos los beneficios que hemos recibido esta semana de sus manos paternas siempre generosas.