28 de abril de 2016

“Ante la tibieza frecuente del cristiano resuena lo que proclaman Pablo y Bernabé: “Es necesario perseverar en la fe”.



Pablo y Bernabé (Hec. 14, 21b-27) comunicaban la  Palabra de Dios en los lugares a los que eran guiados por el Espíritu Santo.
A menudo, después del entusiasmo del principio, los cristianos se desalentaban, se sentían sin fuerzas.

21 de abril de 2016

“Jesús, como Buen Pastor, camina delante nuestro orientándonos “hacia los manantiales de agua viva”.


La Iglesia celebra en el cuarto domingo de Pascua la Jornada del Buen Pastor,  en la que oramos por las vocaciones sacerdotales y religiosas, y que este año se realiza bajo el lema “La Iglesia, madre de vocaciones”.

15 de abril de 2016

“Manifestemos con gozo en el mundo el amor que Jesús espera de nosotros”


Este texto del evangelio es uno de los tantos que se caracterizan por la ternura en los distintos momentos del encuentro entre Jesús y sus discípulos, en el que prima el silencio, la contemplación, el encuentro amical, el deseo de los apóstoles por escucharlo.

4 de abril de 2016

“Con mentalidad protestante creemos que somos perdonados del pecado con sólo pedirlo, y que somos merecedores de la misericordia aún sin conversión”.



El apóstol san Juan (Jn. 20, 19-31) afirma que “Jesús realizó además muchos otros signos en presencia de sus discípulos, que no se encuentran relatados en este Libro” pero que, sin embargo, “éstos han sido escritos para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y creyendo, tengan vida en su Nombre”.

1 de abril de 2016

“Prediquemos la certeza de la presencia del resucitado hasta el fin de los tiempos, para llegar a la meta que se nos ha preparado junto al Padre”.



El texto del evangelio que  proclamamos  en la misa de la Vigilia Pascual (Lc. 24, 1-12), y también este domingo, contiene el anuncio de la  resurrección de Jesús. 

26 de marzo de 2016

“Vayamos con actitud de fe al encuentro del Sumo Sacerdote que se ofrece por nosotros, para transformar nuestra existencia en ofrenda plena a su bondad”






Escuchábamos recién en la carta a los Hebreos (4, 14-16; 5, 7-9) “Ya que tenemos en Jesús, el Hijo de Dios,  un Sumo Sacerdote insigne que penetró en el cielo, permanezcamos firmes en la confesión de nuestra fe”. 

25 de marzo de 2016

”Jesús, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin”.



 Nos dice el texto del evangelio (Jn. 13, 1-15), que Jesús, “que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin”.

22 de marzo de 2016

“La pasión soportada con paciencia por el Siervo sufriente, muestra el camino elegido por el Padre para restablecer la armonía perdida”.

En estos días hemos de recorrer los últimos momentos de la vida de Cristo en este mundo, adentrándonos en su vivencia de la Pasión dolorosa, la muerte en Cruz, para culminar en su resurrección gloriosa.

17 de marzo de 2016

“Considerando estiércol lo que no sea Cristo, y consciente el creyente de su debilidad, sabe que por el poder transformador de Jesús, le es posible alcanzar la santidad”

Con el paso de los días nos acercamos a la celebración central de nuestra fe: la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. De esa manera culminamos con lo que la liturgia nos presentaba como objeto del tiempo cuaresmal, la profundización del misterio de Cristo Nuestro Señor.

9 de marzo de 2016

“Por el arrepentimiento sincero, recibamos la misericordia del Padre”

El texto del evangelio (Lc. 15, 1-3.11-32) que hemos proclamado contempla las figuras de los dos hermanos que de algún modo representan al hombre universal que en su relación con el Creador y sus hermanos, derrochan los bienes recibidos o piensan que todo debe girar alrededor suyo como centro, que todo existe según la concepción de vida que poseen, cerrados ambos al don divino.