17 de abril de 2015

“La fe en el Señor resucitado ha de crecer cada día y manifestarse gozosamente en el testimonio en medio del mundo”

“Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor” (Juan 20, 19-31), afirma el evangelio que acabamos de proclamar. Esta debería ser una actitud constante en cada uno de nosotros, por haber resucitado a una vida nueva con Cristo al morir al pecado.

8 de abril de 2015

“Ingresemos al misterio del resucitado para confesarlo cada día con nuestra vida”

Durante estos días de la pasión y muerte del Señor, hemos podido entrar en el misterio profundo del amor de Jesús para con la humanidad, que lo condujo a sufrir lo indecible para restaurar en nosotros la vida de la gracia, perdida por el pecado de los orígenes, y agravada por los pecados que se han acumulado en el transcurso de la historia humana, impidiendo la comunión plena con el Creador. 

1 de abril de 2015

“La opción del cristiano: o el seguimiento de Cristo en la humildad y servicio, o el culto del egoísmo autosuficiente del hombre”

Con su entrada a Jerusalén, Jesús comienza sus días de pasión, muerte y resurrección. También nosotros iniciamos hoy este camino de dolor en el que hemos de actualizar y profundizar los misterios de  la salvación del hombre.

25 de marzo de 2015

“Si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto”.

En la primera oración con que comenzamos esta Eucaristía, pedíamos a Dios que su gracia nos conceda “participar generosamente de aquél amor que llevó a tu Hijo a entregarse a la muerte por la salvación del mundo”.

20 de marzo de 2015

“En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas”.



 El  segundo libro de las Crónicas (36, 14-16.19-23) que acabamos de proclamar, nos deja su mirada teológica sobre la historia del reino de Judá. 
Con sencillez  relata que los sacerdotes y el pueblo multiplicaron sus infidelidades, se contagiaron de los cultos idolátricos de los pueblos vecinos y profanaron el templo de Dios con un culto vacío.  

10 de marzo de 2015

“¡Señor, cuánto me conoces y ya no te fías de mí! Ayúdame a convertirme y seguirte, buscando siempre tu voluntad, sirviéndote de corazón”

El libro del Éxodo hace referencia a la Alianza que Dios concreta con el pueblo elegido. Las diez palabras o decálogo, refieren al núcleo que debe comprometer a los hombres con Dios y con su prójimo. 

6 de marzo de 2015

“Escuchando al Hijo de Dios, y no otras voces, conozcamos lo que ennoblece la vida cristiana y conduce a la plenitud”.

Quizás muchas veces nos preguntamos el por qué el martirio del Señor tiene que ser el medio para rescatar al hombre del pecado y de la muerte eterna.

27 de febrero de 2015

“Jesús, triunfando sobre el demonio con la Sagrada Escritura y la decisión firme de servir al Padre, nos enseña y alienta a realizar lo mismo”.

Por el pecado de los orígenes, el ser humano queda herido en su interior y, dividido  en relación con las demás creaturas, necesita en medio de su fragilidad, ser rescatado y restituido en su primigenia dignidad como imagen y semejanza de Dios, para lo cual se le promete un Salvador.

17 de febrero de 2015

“Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su pueblo” (Lc. 7,16).


El libro de Levítico (13,1-2.45-46) indica cuáles son las normas que regulan la existencia de las personas enfermas de  lepra.

13 de febrero de 2015

“Ante la “buena nueva del revés”, anticristiana y mentirosa, proclamemos sin temor como Iglesia, la “Buena Noticia” de Cristo”.

El texto del evangelio (Mc. 1, 29-39) afirma que Jesús dice a Simón “vayamos a otra parte a  predicar también en las poblaciones vecinas predicando en las sinagogas de ellos y expulsando demonios”. San Pablo destaca su vocación de llevar a los demás el evangelio afirmando “¡Ay de mí si no predicara el evangelio!” (I Cor. 9,16-19.22-23), señalando además que no lo hace por iniciativa propia, sino que ha sido enviado después de su conversión a Cristo.